Todo sobre los druidas y su magia.

 

 


Magia celta, devota de la Tierra y la naturaleza

La magia celta es la figura central de los druidas quienes eran individuos que se destacaban por su cultura y sus conocimientos filosóficos, médicos y astronómicos y se dedicaban a las prácticas de magia blanca; los druidas representaban un real casta intelectual.


Todos los conocimientos que los druidas manejaban acerca de la magia celta, eran transmitidos únicamente de un individuo a otro sin utilizar ningún tipo de documento escrito, es por ello que muchas veces resulta tan difícil determinar las características de las prácticas de magia celta. El único material oficial del que se dispone es de las antiguas crónicas romanas ya que el imperio romano se dedico a reprimir todo tipo de práctica que estuviera relacionada con la filosofía druida y la magia celta, con la afirmación de

que las mismas representaban una amenaza para la sociedad y la cultura romana. Posteriormente, con la llegada del cristianismo, la magia celta se extinguió casi por completo.

La interpretación de la naturaleza era uno de los pilares más importantes dentro de la magia celta, que a su vez, comprendía técnicas adivinatorias basadas en los vuelos de diferentes aves, pero a pesar del respeto y devoción que este tipo de magia guardaba por la naturaleza, se cree que existían ciertos rituales que implicaban el sacrificio animal y humano.

 


Por otra parte Las creencias con las cuales se practica en la actualidad la magia celta (a pesar de que como dijimos anteriormente la misma se encuentra caso extinta) están directamente vinculadas con la Tierra y los seres elementales, los cuales constituyen a la propia esencia de la naturaleza, incluyendo los cuatro elementos principales: tierra, fuego, aire y agua. Teniendo esto en cuenta podemos decir que la magia celta actual tiene mucho en común con la magia Wicca ya que en ambos casos la Tierra y la naturaleza son objeto de devoción.

Además, los practicantes suelen enfocarse en muchas propiedades curativas de plantas, piedras y en el uso de los flujos energéticos provenientes de la tierra además de los lagos, los ríos, las formaciones rocosas y los árboles. Pero en la magia celta, los objetos principales de devoción son: la Gran Madre, La Madre y las Diosas Guerreras quienes suelen reflejar una igualdad en el polo femenino y masculino. Un practicante de la magia celta suele disponerse a utilizar las magias de las plantas y la hierbas como también de las piedras y las gemas; es importante que respete los poderes de los seres elementales como así también de cada uno de los elementos en el momento en que solicitan su ayuda; además es importante que todo practicante de la magia celta, conozca todas las maneras de comunicación con los espíritus de los dioses antiguos.


Teoría, principios y filosofía de la magia celta


Una de las leyes principales que rige a la magia celta es que todo aquello que aparenta ser imposible es posible, siempre y cuando se le de el respeto que se merece. Es importante que cualquier persona que decida llevar a cabo alguna práctica relacionada a la magia celta desarrolle y cultive la espiritualidad ya que la misma representa una gran ayuda para lograr entrar en contacto con el mundo espiritual. El principio fundamental de la magia celta es el equilibrio ente los espiritual y lo supremo, lo material y lo físico ya que uno depende enteramente del otro. Los brujos o magos celtas deben aprender a manejar cuatro poderes que representan ciertas normas muy antiguas de la iniciación en esta práctica las cuales consisten en “saber”, “querer”, “atreverse” y “permanecer en silencio”.

En el último caso debemos destacar el hecho de que para todo aquel que practica magia celta el silencio es muy importante ya que esto evita que aquellas personas que se sienten curiosas y tienden a hacer juicios sobre este tipo de prácticas. Por otro lado, cuando los brujos de la magia celta necesitan mantener un cierto equilibrio, suelen contar con esos cuatro poderes que a su vez, se encuentran relacionados a los cuatro elementos: el saber se relaciona con el aire; atreverse con el agua; el querer con el fuego y guardar silencio con la tierra, aunque es importante destacar que según la magia celta existe un quinto elemento: el espíritu, ya que el mismos habita en el interior de todos los seres y los objetos.


Origen y etimología de druida



mago celtaCon respecto al origen de los druidas existe un debate que no ha llegado a conclusiones sólidas por parte de los expertos, la teoría del origen más probable habla de los druidas como sacerdotes adoradores de Isis en Egipto, pues además sus creencias tienen muchas congruencias con el Kybalion que es una de las compilaciones más enigmáticas y completas de la hermética, estos supuestos sacerdotes de Isis fueron exiliados y llegaron a Francia y Alemania.

La palabra druida tampoco tiene un origen comprobado, pero varios estudiosos afirman que procede de la palabra celta que quiere decir "muchos conocimientos" mientras que otros afirman que procede de la raíz drus que quiere decir roble, siendo esté el árbol más sacro y representativo de los druidas. En otra teoría también se supone que druida quiere decir "el que enseña" está es una muy acertada pues la principal labor del druida era enseñar.

Clases de druidas
Existen muchas ambigüedades con respecto a los druidas y todo su conocimiento hermético, pues en las conquistas romanas y griegas desaparecieron muchas cosas, y otras se interpretaron al criterio de los conquistadores como era costumbre entre los colonizadores católicos para implementar sus creencias, en todo caso se tiene la intuición de que los druidas estaban divididos en tres diferentes especialidades, tanto para hombres como para mujeres, estos son:

•Los "druids", que eran hechiceros, sacerdotes y estrategas.
•Los "bairds", que eran bardos, músicos, poetas y maestros de la tradición oral.
•Los "Filidhs", que eran videntes, astrólogos y curanderos.

El druida en el mundo del entretenimiento

El druida en el mundo contemporáneo tiene muchas representaciones, desde personajes de comics como en el caso de Asterix o como personaje en infinidad de juegos de video, en el juego de estrategia warcraft es uno de los personajes y guerreros importantes de los elfos de la noche, también es un personaje muy representativo del juego online de rol World of Warcraft (WOW).


La magia de los druidas

Como todos los poseedores de conocimiento hermético en el mundo, los druidas estudiaban los acontecimientos "sobrenaturales" del universo; siempre apegados a los árboles y los bosques, los druidas tenían un conocimiento de las fuerzas naturales muy avanzado, por lo que comúnmente se los representa rodeados de árboles y animales (en especial de un lobo un halcón y un venado) o con cuernos de ciervo en la cabeza.

El culto de los árboles y la comunión con la naturaleza se decía que daban al druida lucidez mental y espiritual, que además le proporcionaba capacidades especiales como invocar tormentas, control de su longevidad o transformarse en cualquier animal o planta, entre muchas otras cualidades.

La magia druídica además se dividía por corriente energética, lunar y solar, algo parecido a la representación occidental de magia negra y magia blanca, pero no categóricamente igual, pues estas en vez de repudiarse se complementaban.

El druidismo tenía una fuerte construcción de jerarquías, en la que el iniciado debía vivir un periodo largo de tiempo apartado de la comunidad en el bosque, y posteriormente residir entre los árboles más que en el pueblo, para alcanzar una sabiduría y simbiosis con la naturaleza, que era de donde provenían sus capacidades mágicas.



Magia Celta

Celtas y Druidas

 

Los Celtas llegaron a Europa como inmigrantes que procedían del Este y que se asentaron el siglo IX a.C., extendiéndose sobre todo por la Galia, la Península Ibérica, el Norte de Italia, los Balcanes, Asia Menor, Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda.

Los Celtas, en el siglo V a.C, se dedicaron a saquear y conquistar a los pueblos cercanos a ellos; pertenecían al mismo grupo tribal y hablaban dialectos similares, eran buenos profesionales y hábiles metalúrgicos, fabricantes de carros y constructores de carreteras, expertos agricultores y ganaderos; también eran buenos guerreros de gran valor y mucha ferocidad en las luchas, hasta el limite de que eran temidos por los romanos.

Nos atreveríamos a decir que las bases del mundo occidental tienen como origen su cultura.

Las mujeres celtas son las grandes precursoras del feminismo moderno. Fueron muy consideradas en muchos aspectos y eran tan buenas guerreras como los hombres, con los mismos valores en la lucha que ellos, siendo usual que luchasen codo con codo, muy temidas por su valentía y fuerza, no se las vencía físicamente con facilidad; sin embargo sus mitos, sus creencias, no fueron destruidas por los romanos en la lucha, sino por los cristianos.

Se dice que los celtas no dejaron a penas documentos escritos; y lo cierto es que ya San Patricio quemó personalmente 180 libros irlandeses escritos en celta, lo que fue un ejemplo para que los cristianos destruyesen cualquier escrito druídico que encontrasen.

Eran un pueblo muy religioso y con unos preceptos básicos bastante definidos, como por ejemplo:

- Adorar a los dioses.
- No practicar el mal.
- Ser fuertes.
- Creer en la reencarnación.

Así mismo utilizaron la brujería o "Wicca" ( tomando fuerza y forma cuando los Druidas fueron obligados a ocultar sus ritos y conocimientos).

Los Druidas y las Sacerdotisas eran los poseedores de los conocimientos que iban desde la sanación, la astronomía, los religiosos, etc., y también hacían las funciones de maestros y jueces; en conjunto eran personas de gran influencia y los líderes religiosos de los clanes celtas.

El druida o chaman celta, es el hombre que sale de la prisión familiar, cultural y social y decide vivir en libertad y trata de utilizarla no solo en su propio beneficio, si no para el bien de su pueblo.

Para conseguirlo, tiene que romper con todo lo anteriormente establecido y a través de un estado de consciencia diferente renacer,(simbólicamente, claro), siendo a la vez más flexible tanto con él mismo como con los demás y paradójicamente al mismo tiempo mas duro e intolerante con lo que considera injusto y sobre todo con la poca capacidad de lucha, y de esfuerzo en el sentido de afrontar los problemas y la realidad; y ya desde esa consciencia (la del chamán druida), se vuelve libre en el sentido más amplio de la palabra.

Cuando esto sucede y rompe drásticamente con todo, es cuando su consciencia de la percepción cambia activándose el sistema parasimpático, que solo se produce en estados de profunda relajación o meditación.

Para los druidas celtas su templo para la transformación estaba en la Naturaleza, donde las montañas, los ríos y los valles se vuelven sagrados; como rito iniciático, el druida se apoya en la simbología de la planta sagrada del muérdago de roble, el cual recogían vestidos de blanco en el sexto día de la Luna y que cortaban con algún objeto fundido en oro; a partir de este punto el druida se conecta con los ritmos biológicos vegetales a través del símbolo del muérdago y es entonces, cuando el druida percibe los universos paralelos y se aparta del mundo actual, manipulando las fuerzas de "ese otro lado" para influir y tratar de cambiar lo que sucede en este.

Se relaja profundamente mientras pasa el umbral de los mundos utilizando como vía de acceso un estado de trance similar al estado de sueño, pero donde es capaz de manipular a propia voluntad y de moverse con total libertad, actuando según su criterio. Después, dejaba el bosque y volvía con su pueblo, donde utilizará sus conocimientos para ayudarlos.
Todos los pueblos antiguos, sus chamanes y sobre todo los druidas celtas tenían su alfabeto; el alfabeto Ogham de los celtas era sobre todo de tipo religioso donde cada letra representa un gran número de pensamientos e ideas, muy similar a lo que hoy conocemos como las runas y los mensajes que nos transmiten cuando las utilizamos, es en realidad, un lenguaje secreto de signos, que tenía múltiples funciones, hasta el punto que fue prohibido por sus enemigos.

druidas

Los druidas enseñaban que había tres cosas que podían entorpecer la evolución y el progreso en todos los sentidos:

El ego u orgullo,
Las mentiras y
La crueldad innecesaria.

 

Los celtas eran un pueblo lleno de energía y de amor por la vida. Mentalmente muy fuertes, en unión y en armonía con las fuerzas de la Naturaleza.

Sus dibujos eran simbólicos con una gran espiritualidad y de un gran sentido mágico, ya que tenían el convencimiento que esa magia o brujería no era palabrería, sino que formaba parte de una visión integral del mundo.

El "druida, o Chamán" es una persona capaz de ver en el interior de un enfermo; entendiendo que le sucede y uniéndose a la otra persona hasta llegar a ser uno solo (aunque sea solamente segundos), es suficiente para tomar conciencia de sus conflictos tanto psíquicos como biológicos y que es lo que provoca esa enfermedad y así podrá ayudarle en su curación.

Los celtas veneraban a la naturaleza y poseían divinidades que se vinculaban tanto a ella como a la guerra. Para ellos los bosques eran santuarios donde vivían los dioses a quienes los Druidas dedicaban rituales y festejos. Estos sacerdotes vivían en constante comunión con el mundo natural por lo cual conocían, como la palma de sus manos, los secretos que se escondían detrás de cada plata o animal.
Así­, la mitología­a Celta está plagada de encantamientos, conjuros y hechizos benéficos para energizar el cuerpo, ayudar a quien lo necesita y conectarse con la madre tierra. Hoy descubrirás los rituales que te permitirán experimentar algunas de las místicas sensaciones que los antiguos druidas atesoraban.
Para ayudar a alguien en la distancia
Es posible ayudar a alguien a pesar de que esta persona se encuentre muy lejos. Los druidas celtas tenian la capacidad de presentir el peligro que acechaba a sus guerreros, ante lo cual realizaban un ritual que les ayudaba a contrarrestar las vicisitudes surgidas durante la batalla.
Si eres tu quien necesita ayudar a un ser querido que se haya distanciado de ti, ya sea por kilómetros o emociones, y sabes que lo está pasando mal, pon en práctica este sencillo rito:

Mentalmente sitúate en el lugar donde esta esa persona, e imagina que estas frente a ella.
Tal como si la confortaras personalmente, dale el consejo que necesita y brindale las mejores palabras de apoyo.
Para culminar imagina que esta persona se ve envuelta por una aureola blanca brillante, de este modo protegerán su ser de todo mal y llenaran de energía su espíritu.

Los Druidas

El nombre druida, viene de las palabras drus, que en griego significa roble, y de wid, sabiduría. Es decir, el sabio del roble. Su significado se basa en que los druidas celebraban sus ritos en robledales, considerados sagrados.

Estos eran eruditos, filósofos de la naturaleza y magos. Poseían conocimientos sobre astronomía, matemáticas, medicina, botánica, y diversas prácticas que consternaban a la población, como la toma de contacto con dioses . Una vez al año, todos los druidas se reunían en una asamblea general. Allí hablaban de derechos y manipulaban el pasado y el futuro, el transcurso de los años y los misterios de la naturaleza.

Los druidas celtas eran a un tiempo universidad, iglesia y tribunal constitucional. Esto les daba un singular prestigio, pero a su vez se les exigía el máximo de inteligencia y sabiduría.

Algunos Conceptos Druídicos

3 cosas que un hombre es:

Lo que el piensa que es.
Lo que los demás piensan que es.
Lo que realmente es.

3 cosas que hacen necesario el renacimiento para el hombre:

Su fracaso en la obtención de la sabiduría.
Su fracaso en alcanzar la independencia.
Su apego a su ser superior.

3 cosas que deben se ser controladas:

La mente.
El deseo.
La mano.

3 personas que deben de ser respetadas y admiradas:

Los que aman a la naturaleza.
A los niños.
Y a los verdaderos artistas.

3 cosas que el sabio debe de evitar:

Esperar lo imposible.
Llorar por lo irrecuperable.
Temerle a lo inevitable.

Como ven los druidas poseían una sabiduría increíble que deberían ser tomadas en cuenta aun en nuestros tiempos.


Hechizos Celtas

Hechizo para viajar en el tiempo

Los celtas tenían también la capacidad de viajar en el tiempo… Pero no me malinterpreten, no lo hacían de forma corpórea, sino que se transportaban mediante los sueños. Ellos utilizaban los antiguos monumentos megalíticos, o ya que consideraban que era la puerta de entrada al otro mundo. Para llevar a cabo estos ritos solían pasar la noche junto a ellos y en sueños se les desvelaba el futuro.
Busca un lugar tranquilo, silencioso y donde estés en completa soledad.
Luego recuéstate sobre la tierra a la vez que relajas tu cuerpo y tu mente. Trata de entrar en un trance profundo para lograr una comunión entre tu espíritu y las fuerzas del mundo.
Una vez que hayas conseguido esto, visualiza el instante preciso o el sitio a donde te quieres dirigir.
Seguidamente imagina un velo transparente entre tu persona y la época en la cual quieres acceder.
Mentalmente concibe que caminas hacia ese velo, logras desgarrarlo y pasas finalmente al otro lado.
Cuando duermas esa noche se te revelara lo que estabas buscando, podrás ver esa parte del futuro que necesitas. Pero debes saber que en el sueño las cosas pueden mostrarse de forma indirecta, por lo cual al despertar analiza bien esas imágenes descartando los productos de las vivencias diurnas.

Para adquirir la fuerza del Dragón

Los celtas consideraban que los paisajes imponentes, y sobre todo con colinas semejantes al lomo de un dragón, tenían la fuerza de este mítico animal. Para adquirir esta energía y llenar tu cuerpo de vitalidad pone en práctica estos consejos:
Debes acceder a un paisaje con colinas o tierra ondulada, cuya forma se asemeje a esta legendaria criatura.
Con los pies descalzos asentados sobre la tierra húmeda cierra los ojos y concéntrate en sentir toda la fuerza que emana de ella.
Percibe como penetra lentamente en tu cuerpo y va ascendiendo desde la planta de los pies hasta llegar a tu cabeza llenando cada célula.
Cuando notes que todo tu ser esta rebosante de energía, danza para honrar al animal sagrado que te dio su fuerza.

Rituales para atraer la felicidad en la noche de San Juan

Pedir un deseo

El 23 de junio por la noche pon bajo tu almohada una rama de hiedra común y un papel blanco en el que hayas escrito aquello que te gustaría obtener para mejorar tu vida. Procura que tu deseo se ajuste a una necesidad real, no que sea tan fantasioso o ambicioso que resulte imposible de obtener. Y también ten en cuenta que su cumplimiento respete a los demás. No puedes pedir algo que cause el mal ajeno. Antes de irte a dormir enciende una vela blanca, deja que se consuma y luego introduce junto al papel y la hiedra la cera que haya quedado. Acuéstate pidiendo al Universo que atienda tu ruego y da gracias por lo que ya tienes. Al día siguiente quema el papel y entierra todos los elementos en tu jardín, en una maceta de tu casa o en el campo para que la tierra haga fructificar tus esperanzas.


Protección del hogar

El día 21 de junio por la mañana abre todas las ventanas de tu casa para que se vayan las energías negativas. Luego, al caer la tarde, reúne los siguientes elementos en un pequeño altar o en una mesita cubierta con una tela blanca.
- 3 velas blancas.
- 1 jarrón con claveles blancos.
- 1 folio en el que hayas dibujado una casa.
- 1 incienso de mirra.
- 1 cuenco en el que hayas mezclado las siguientes hierbas: dos partes de artemisa, dos partes de eneldo, una parte de enebro, una parte de comino y una parte de pimienta.
Antes de la medianoche pon a hervir todas las hierbas hasta que el agua llegue al punto de ebullición. Después retíralas del fuego y déjalas enfriar. Cuando sea medianoche enciende las velas y deja que ardan hasta que se consuman por completo. Mientras tanto, rocía con la infusión siete veces cada rincón de tu hogar en el sentido de las agujas del reloj al tiempo que visualizas en tu interior cómo los poderes mágicos de las hierbas protegen tu hogar de todo mal. Quema el papel con las llama de las velas y deposita la ceniza en un pequeño tarro de cristal, preferiblemente opaco, y mete en él algunos pétalos de los claveles y algo de los restos de cera que las velas dejen. Pon este improvisado amuleto en algún lugar escondido de tu casa hasta el próximo año.



Para alejar los problemas

Vístete de blanco y enciende un incienso de cedro. Después mezcla en un cuenco de barro las siguientes hierbas en esta proporción: tres partes de albahaca, una parte de ruda y una parte de milenrama. Toma primero el incienso y recorre con él toda la casa en el sentido de las agujas del reloj, ahumando cada rincón. Repite este mismo ritual con las hierbas que has reunido a la vez que visualizas cómo tienen el poder de alejar de tu vida toda influencia negativa.



Encontrar el amor

Antes de las doce de la noche de San Juan enciende dos velas rojas en tu dormitorio. Escribe en un papel tu nombre y el de la persona a la que deseas atraer. En el caso de que no conozcas a nadie concreto pon las iniciales A. G. (alma gemela). Luego pon a cocer hasta llegar a ebullición: tres partes de milenrama, tres partes de lavanda, tres partes de verbena, 12 pétalos de rosa roja y una parte de jengibre. Una vez hecho esto, cuela la infusión y déjala enfriar. Después rocía con ella tu dormitorio. Dobla el papel con el resto de la cera y guárdalo bajo la almohada. Es posible que tengas algún sueño profético sobre tu futuro sentimental.

Armonía en la pareja

Para obtener armonía con tu pareja, evitar las discusiones y neutralizar las desavenencias futuras utiliza el ritual anterior, pero te tienes que bañar con tu media naranja. También puedes rociar vuestro dormitorio con agua en la que hayas hervido la misma proporción de verbena, lavanda y de albahaca. Asimismo, confecciona un saquito del amor en el que incluyas: 12 pétalos de rosas, 2 hojas de la flor de naranjo, 1 flor de jazmín y 12 pétalos de flores de gardenia. Luego ponlo bajo vuestra cama esa noche y déjalo allí para atraer la armonía durante todo el año.

Curación y salud

Entre los días 20 y 24 puedes realizar este ritual para ayudar a un enfermo a recuperar la salud o para preservar la tuya y la de tus seres queridos. Enciende siete velas de color azul claro. Luego sumerge en agua hasta que llegue a ebullición las siguientes hierbas
- 2 partes de eucalipto.
- 1 parte de mirra.
- 1 parte de tomillo.
- 1 parte de ruda.
Retira del fuego el agua y deja que la tisana repose hasta enfriarse. Luego cuela el agua y rocía con ella la habitación del enfermo y su cama, siempre en la dirección de las agujas del reloj. Repite la aspersión siete veces visualizando la mejoría de la persona o la vitalidad que las hierbas cuyo poder medicinal aumenta en este momento mágico, te concederán para todo el año.

Talismán para atraer dinero

El día 21 de junio enciende en tu casa una vela amarilla, otra dorada y una vela de miel. Déjalas arder hasta que se consuman y guarda los restos de cera que queden. Si la noche de San Juan puedes asistir a una hoguera, toma de ella un poco de ceniza. Tras dar las doce de la noche de San Juan, siéntate en un lugar solitario, enciende una vela amarilla y un incienso de canela, y concéntrate en tu necesidad de ingresos materiales. En un papel dibuja con pintura verde el símbolo del dinero ($) y luego pon en su centro tres monedas pequeñas y unas hojas de laurel. Dobla el papel en cuatro y mételo en un saquito junto con la ceniza de la hoguera, los restos de cera y un pequeño imán. Lo idóneo sería que el saquito fuera de color amarillo o verde, pero, si no cuentas con él, puedes utilizar cualquier bolsita estampada con flores o improvisar un hatillo con un pañuelo del cuello. Átalo con un cordoncillo verde o dorado y luego pon este talismán bajo tu cama o llévalo en tu bolso para atraer la prosperidad.

Contra la tristeza

La noche de San Juan prepara un baño templado en tu casa. Enciende una vela naranja, una verde y otra blanca, y mete en el agua una piedra de ojo de tigre (para el dinero), otra de amatista (para el amor) y un cuarzo blanco (para alejar los malos pensamientos). Incluye en el baño el líquido de una infusión realizada con lavanda, ruda, mejorana y salvia. Sumérgete y mira la luz de las velas mientas respiras acompasadamente y pides al Universo que el agua del baño se lleve tus problemas. Sujeta cada una de las piedras un tiempo en tu mano derecha y siente que son emisarios, mediadores entre tú y la energía cósmica y que las bendiciones del cielo no tardarán en derramarse sobre ti. Siéntate y da gracias por lo que ya tienes. Saldrás del baño con el aura restablecida y mejor estado de ánimo. Deja que las velas se consuman y guarda la cera en un pañuelo. Utiliza el improvisado hatillo como talismán de protección.



Rituales del folklore popular

La tradición nos proporciona varios rituales mágicos relacionados con la noche de San Juan. Estos son algunos de ellos:
- Enciende una hoguera en tu jardín y avívala hasta entrada la medianoche o, en el caso de que vivas en la ciudad, utiliza 12 velas blancas.
- Corta una vara de San Juan y cuélgala en las ventanas de tu casa para protegerte contra la negatividad.
- Coloca flores en las rocas más grandes de tu propiedad.
- Para tener sueños proféticos recoge 9 flores de cualquier clase y colócalas bajo tu almohada. Acuéstate y pide que el sueño te revele algún aspecto que desees conocer sobre tu futuro.
- Pide un deseo: pon muérdago bajo tu almohada y se convertirá en realidad.
- El agua de manantial recogida la mañana siguiente a la noche de San Juan tiene propiedades curativas y ahuyenta el mal de ojo. Asimismo, lavarse la cara y el pelo con esta agua o la de rocío de la noche de San Juan asegura salud y belleza para el resto del año.
- Si después de las doce de la noche nos cruzamos con un gato negro es un mal augurio, pero si el gato es de otro color representa suerte.
- Hacer una cruz en los árboles a medianoche hace que las promesas hechas junto a ellos se mantengan toda la vida.
- Para conseguir que un deseo se cumpla la víspera de San Juan se planta una hortensia en una maceta. Si florece, las aspiraciones se harán realidad.
- Regar los árboles frutales antes del amanecer con agua de manantial asegura una abundante cosecha.
- La fertilidad de la tierra se consigue enterrando en ella un pedazo de vela que haya ardido durante la noche de San Juan.
- Las plantas que se recogen esa noche aumentan su poder curativo o pueden utilizarse como amuletos protectores. De ahí la leyenda de que un trébol de cuatro hojas encontrado esa noche es un talismán mágico capaz de darnos victoria en las empresas y ahuyentar los malos espíritus.
- Recoger verbena a las doce de la noche la víspera de San Juan ayuda a conseguir el amor deseado.
- Si cuando se está saltando el fuego se arroja una trenza hecha con flores o cintas de colores a la persona amada y esta la recoge antes de que caiga, habrá felicidad entre ambos y buena fortuna.
- Darse un baño en el mar durante la noche de San Juan, asegura salud para todo el año. Si se saltan nueve olas dando la espalda al mar, se consigue también la eliminación de energías negativas.

¿Por que la cristiandad considera mágica la noche de San Juan?

Curiosamente, las festividades de todos los santos conmemoran el día de su muerte, a excepción de la de San Juan, que recuerda el día de su nacimiento. Esto es así por dos razones. Primero, porque el santo fue santificado en el vientre de su madre, pues venía al mundo para anunciar la llegada del Redentor. Y, en segundo lugar, su padre, Zacarías, dudó de la fidelidad de su mujer y perdió por ello la voz, pero cuando el niño nació y tras escribir en una tablilla “su nombre es Juan”, la recuperó, tal y como se lo había anunciado el arcángel Gabriel. Su regocijo fue tal que, según la tradición, encendió hogueras para comunicar a todo el mundo la buena nueva. Cuando siglos más tarde este día se convirtió en fiesta sacra, las hogueras siguieron encendiéndose para rendir homenaje a tal milagro. De ahí que la noche conserve un halo de magia.

Como aumentar los poderes síquicos

Prepárate un baño que contenga agua en la que hayan hervido durante siete minutos las siguientes hierbas: dos partes de milenrama, 7 hojas de laurel y dos partes de artemisa. Luego incorpora 9 pétalos de rosas blancas y enciende una vela azul y otra blanca. Sumérgete en el agua durante al menos quince minutos mientras sujetas con la mano derecha un cuarzo blanco. Respira profundamente. Al inspirar manda tu aliento hacia el centro de la frente, donde reside el Tercer Ojo, y al espirar envíalo hacia tu corazón para que despierte la inteligencia emocional de este centro y te permita conectar con la mente universal, la única que puede concederte el deseo de incrementar este tipo de poderes. Si quieres que tu conciencia se dirija hacia cosas más elevadas y tener un mayor contacto con asuntos espirituales, realiza este mismo ritual pero añade 2 partes de aloe vera a la infusión y enciende un incienso de mirra o sándalo.


 

www.criscarbone.com.ar